viernes, 29 de julio de 2016

HAY PADRES Y PADRES...MARES Y MARES Y RISAS Y RISAS...

Para Eduardo de Oro Villalba, (Q. P. D.), el padre que Dios me dio"Hermano de mi Abuelita María de oro.


Mis ojos se cargan de lágrimas al recordar al padre que Dios nos dio (A mis hermanos y a mí), nos crió y nos formó llenos de estos valores que aun conservamos de forma sagrada en el cofre de nuestro corazón. Aún recuerdo cada día sus ojitos mirándome con fervor y amor inagotable. Un hombre de carácter fuerte como el acero pero lleno de un amor inimaginable tan amplio como los cielos y tan profundo como los mares, para darnos todo sin mezquindad, sin saber lo que eran los límites porque aunque los conocía, para los verdaderos padres los límites son inexistentes ante el amor que sienten por sus hijos, y lo digo con certeza porque ahora que soy padre lo logro comprender...


Eduardo no fue nuestro padre biológico, fue más que eso, porque nos hizo no sentir esa ausencia de quien si lo fue. Fue nuestro viejito querido, hermano de mi abuelita María, tío de mi mamá, y nos acompañó hasta que a los 84 años su vida nos dijo adiós entre los brazos de mi hermano Marlon y mios...fue un padre que no conoció la debilidad jamás para criarnos ante todas las adversidades que la misma vida le imponía. Ante las situaciones duras él era más duro. No se rendía nunca, ni conocía el miedo, eso decía siempre. Luchaba alegremente ante esas calles donde salía a buscarse la vida cada día cuando salía a vender, y mientras su rostro se iba llenando de más arrugas surcadas de sufrimiento, su amor se multiplicaba hacía nosotros (Mis hermanos Daisy Ospino PereiraMaospe Ospe y Damarys Ospino Pereira), de forma inconmensurable. Lo amamos como pudimos, pero llenos de inocencia, con la efervescencia que dan los años y la inexperiencia de nuestros días sin saber que poco a poco su vida se iba difuminando. Que gran dolor nos dejó su partida…la soledad por su adiós aun la siento en mi alma y mis ojos lloran por él, porque al llegar sus recuerdos a mi vida cada día constato más que fue un “padre bueno”…


Tantos atardeceres me traen su rostro cargado de arrugas ya indelebles marchitas por el sol. Sus cuentos aun los recuerdo con la misma nostalgia como se recuerda aquello que no quisimos perder jamás. No hay quien lo haya conocido y no recuerde esa figura indómita fiel reflejo de un carácter de los que ya no nacen y tantas historias retratan su vida. Sus miradas como punta de lanza desafiantes a quien osaba hacernos daño. Eduardo…dónde te encuentres ten siempre presente que sin ti no sé qué hubiese sido de nosotros, porque aun no entiendo cómo pudiste renunciar a tu vida para dedicarte a la nuestra…pocos seres tan altruistas existen. Desde que nací te vi junto a nosotros, sobre todo a Marlon a quien amabas de forma especial y él a ti. “El Chiquito”, así le decías por ser el más pequeño de los hermanitos en aquellos tiempos y ¡AY¡ de quien se metiera con él…


En las noches nos recontabas tus anécdotas muerto de risa con esas carcajadas que solo tú soltabas como palomas a los aires. Así es la vida, nos quedan tus recuerdos y más que eso, lo que forjaste en nosotros. Fui una vez al pueblo donde naciste, y aún te recuerdan llenos de alegría por tantas travesuras que hacías y yo creí eran mentiras cuando las contabas, y que fueron confirmadas por muchos como ciertas. Eres recordado allá por tu valentía, tenacidad, así como por tu lealtad a mi abuelita María. Pocos hombres como tú quedan hoy Eduardo. Fuiste un buen hombre. Padre no es solo serlo biológicamente, es algo más que eso, algo que muy pocos lograrán a comprender jamás. A lo mejor no todos nacieron con la tenacidad y el amor suficiente para serlo, y el mundo les quedó muy grande para cumplir con sus obligaciones sin sentirlas como obligaciones, sino como una gran oportunidad para vivir la vida de forma más hermosa y ver crecer a esos seres diminutos que poco a poco se van convirtiendo en personitas, siendo fiel reflejo de nosotros aunque no se parezcan, pero que llevan nuestra esencia.


Amo a mis hijos de una forma simple, sin ostentosidades, y de manera prudente para no contaminarlos con las cosas que no quiero que aprendan de mí, ni de cosas vanas ni superfluas, ya que la vida es algo más. Les enseño que las cosas materiales no serán jamás comparables al amor que les doy, por eso ellos crecerán y recordarán a su padre como aquel que he sido en realidad, no como quien no he sido, porque a ese no lo han conocido, ni lo conocerán jamás, porque la transparencia de mis actos no deja duda de quien soy, mis hijos siempre podrán hablar de su padre con orgullo, ese que da el derecho de ser “buen padre”, porque saben a ciencia cierta que aún algunas veces yo teniendo nada les he salido a conseguir todo para satisfacer sus necesidades, y no siempre caprichos, y cuando no lo he podido hacer ellos me han esperado con sus ojitos brillando y diciéndome que soy el mejor padre del mundo. Ellos han conocido a este padre que Dios les dio, el que tienen derecho de conocer todos los hijos porque para eso los trajeron al mundo. Enseñaré a mis hijos a ser buenos padres, aunque no venimos con libros de instrucciones, pero también es cierto que nadie da lo que no tiene en su corazón, y en su corazón solo hay amor, el amor que su padre les da cada día…ese amor les bastará para tratar de seguir el camino correcto si Dios les da la oportunidad de ser padres.


Soy un hijo bendecido, porque jamás me faltó ese amor…gracias Eduardo por ser quien fuiste y cumplir esa misión para la que te envió Dios. La cumpliste con honor, a cabalidad, como los grandes seres, por eso y mil cosas más que quisiera decir y no me alcanzarían para acabar este escrito, te agradezco entonces por ser “EL MEJOR PAPÁ DEL MUNDO”, porque aun sin ser en realidad nuestro padre biológico, si cumpliste con creces esa tarea que voluntariamente asumiste.


Por eso aunque muchas veces parezca, no todos los mares son iguales ni las risas suenan lo mismo...

ADIÓS RED...


No era mio pero como si lo fuera. Ayer Red Alejandro se fue de esta vida, y quedan tantos recuerdos vividos con ese perrito diminuto grosero y mordelón...un animalito al que yo quería mucho aun con su mal genio porque era muy noble conmigo... Recuerdo las veces que me mordió antes de convertirse en mi gran amiguito al que yo siempre consentía como a un hijito pequeño y al que esperaba para darle su comida que le guardaba con alegría y se la daba yo mismo hasta que lo hice engordar. Me da profunda tristeza esta ausencia porque me faltarán sus mordiscos de juego y sus ladridos. Ya no tendré quien me espere con sus patitas acariciándome las rodillas y yo sobandole la barriguita, eso que tanto le gustaba mientras cerraba sus ojos. No te preocupes...te extrañaré y siempre te recordaré como a mis perritos de antaño "Ringo y Capitán".

CUANDO NOS SOBRABAN LOS SUEÑOS...

Un recuerdo, una esfinge, mil sonrisas,dos esferas mirándome donde antes habitabas llena de ingenuidad y un brillo en los ojos distinto.Imágenes que llegan de tan lejos a preguntar por un nombre igual al tuyoA ese que llevas sin parecerse al de ayer...
Fue un tiempo distinto porque los años no perdonany esas huellas que tanto anhelo no habían desaparecido de mis ojos,ni las cascadas doradas que morían en tus hombros como racimos se habían consumido para siempre.
Dónde está esa niña que no encuentro y sé que habita aun dormida en lo más profundo de tu serporque un sofisma quiere ahora arrebatarte la esencia de quien fuiste...pero aunque quieras esconderlo jamas podrás borrar tu origen ni tus raíces
Reflexionar es buenopara crecerpara no perder el norte de aquello que tanto anhelábamos en nuestros comienzosy así cuando consigamos casi todo en nuestra vida
No nos desviemos entonces de nuestros sueños ni de nuestro propio ser...pero no se necesitan artilugios para impresionara esa persona que se enamoró de tu sencillezporque tal vez al reencontrarte se encuentre con una persona distinta a la que quiso ver...
Cuando la inocencia no se había consumido en tu cuerpo, volaban las pasiones de mi corazón hacia tus pechos.Otro día es hoy y fue ayer un día distinto a ese pasado porque me ocultó lo mejor de tus sonrisas...Es bueno recordar lo queríamos ser cuando nos sobraban los sueños y carecíamos de todo ...Siempre habrá quien espere con ilusión a alguien que fue especial,

SOLO UN MOMENTO...

Sé que allí sentada entre la espesa noche

donde susurran a tu oído los sueños mi nombre
estas envuelta por las dudas...temero
sa

callada...por eso incierto a lo que quieres y temes

Oh...¿dónde están los castillos de los que te hablaron?

¿O no es verdad que se escondieron las mariposas amarillas

y los gitanos no descubrieron el hielo?
como tampoco es mentira que sufres por dentro tus arduas penas
...
Algo me dijeron de eso
me contaron. ..pero solo tu sabes la verdad
Tus ojos a los que amé tantas veces en silencio
ya no arden como trigales
ni fingen no mirarme...
porque ya no hay quien nos cuestione...quien nos detenga
y ambos lo sabemos.


Tu cuerpo de estatua será también inmortal en la memoria
de quien logre amarte como yo
Pero esas olivas están tristes...lo sé
muy tristes
pero aun así hay un latido en esos pechos
que aguarda un momento
...solo un momento nada más
el que tú y yo esperamos para quemarnos
pero se detiene constantemente como lo hacemos nosotros
por ese miedo absurdo que quiere consumirnos lentamente

CUANDO LOS RECUERDOS TE LLEGAN UN DÍA COMO HOY

Hace 26 años te fuiste de esta vida abuelita querida...abuelita María de Oro. No es tan fácil seguir cuando quien nos deja es tan fuerte y yo tan débil por los mismos años que tenía cuando partiste abuela. No llegaba yo a los veinte años cuando me tocó ser el motor de mi familia y cubrirme con los recuerdos de tu coraza y con gran dolor en mis ojos tuve que aceptar el reto que me dejaste de no rendirme jamás, tal como me lo enseñaste con tu tenacidad de fuego.


26 años que no han podido arrancarte de lo más profundo de mi corazón, porque lo que se ama no se olvida. Hoy que sigo recordándote cada día abuelita querida te doy mil y mil gracias por fundir mi carácter y hacerlo de hierro; pero aun así me falta el oro con el que tú brillabas. Siento que faltó disfrutarte más, pero yo era demasiado joven y no sabía de lo efímera que es la vida...de nada de eso...me sorprendiste cuando aquel domingo tu alma se marchó para siempre. Tu partida me hizo mucho daño y te buscaba en mis noches lleno de dudas y llanto sin poder encontrarte. Así aprendí a vivir llevando un hogar a mis hombros con mucho sacrificio porque el motor de mi familia se marchaba de esta vida. Mi carácter se volvió implacable con los años. Muchos no entienden muchas cosas, solo los que han vivido esas situaciones lo hacen. Soy fiel copia de quien era mi abuela, tenaz con su fe de hierro que movía montañas y la honestidad y justicia que desplegaba en su mirada. Ella era de hierro, oro y fuego.


Aun recuerdo que a los 10 años de tu partida, un 22 de julio también como el de la fecha de tu adiós, llegó Dieguito, mi primer hijo que vino a alegrarnos la vida con sus ojitos tan tiernos y esa prudencia que caracteriza a pocos. Su llegada nos alegró a todos y abrió el camino de los nietos...esa tercera generación que tanto agrada a sus abuelos. Hijo querido que Dios te bendiga y guíen siempre los senderos por donde des tus pasos. Tu nobleza no tiene límites y tu sonrisa es más amplia y fresca que los mares. Tanto te quiero hijo de mi alma que daría todos mis suspiros por ti. Trato de enseñarte de la mejor forma, pero lo hago con los defectos del hombre que soy. Hay rutas que no debes seguir...ten cuidado y recuerda siempre los consejos de tus padres, serán una luz en tu sendero cuando todo se ponga oscuro. No te olvides jamás de Dios, Él lo es todo. Yo aun cuando aparentemente he estado solo, jamás lo he estado porque su compañía me me ha protegido. sigue sin afanes que ya verás que todo llega a su tiempo como la justicia.


La vida es simple y compleja, todo según como la miremos y trae sus casualidades o no, según lo creamos, y por las mismas cosas que digo un 22 de julio de 2013 también murió mi abuelo Eloy. La vida es un hilo que prende de la nada y nadie sabe su historia ni hasta que día se escribirá. Mensajes que no entendemos quizás por ir demasiado aprisa o preferimos callar lo que pensamos por ser demasiado abstracto el deScifrar lo indescifrable o demasiado obvio que hay un mensaje divino en todo esto. Viví algunos años también con mi abuelo y su serenidad aun la recuerdo. Hombre trabajador de sol a sol y afortunado por todo lo que Dios le dio. Fue un hombre bendecido como pocos. Dios lo tenga en su reino.


No soy nadie para tratar de desatar el nudo de las fechas casuales, solo para darle gracias a Dios por vivir con intensidad los años con cada uno de ellos y seguir amando a mi hijo como lo amo cada día y haciéndole entender que es único e irrepetible y que se extenderá como raíces con cada año que se sume a su vida.

miércoles, 24 de junio de 2015

NO ERA UNA ESQUINA CUALQUIERA...

"Una de esas historias que nos recuerda a nosotros"


No era una esquina cualquiera, era mi esquina, nuestra esquina, la esquina donde nos reuníamos con las chicas cada noche a pasar el tiempo. ¡Ahhhh, que tiempos aquellos!. Recuerdo que allí en esas calles nos dejó la inocencia arrebatada por los años.


Nos conocíamos desde muy niños.
Juan tenía un par de años más que yo, y a él le gustaba Arledys, pero ella era novia de un tal Ignacio al cual nunca conocimos. Los ojitos de Juan bailaban por ella, pero ella se besaba a escondidas con el cachaco de la tienda; creo que era para sacarle el desayuno y no seguir pasando hambre como antes. Sí, antes que el cachaco pusiera la tienda en el barrio.
Estudiar con hambre hace olvidar todo, eso decía ella y era verdad, porque cuando yo iba al colegio con hambre no me acordaba de nada, ni de que tenía un examen. 
Bueno, aunque yo con hambre o sin hambre fui peor que un mal estudiante, y cuando estaba con la barriga llena, y perdía un examen, entonces decía que era que toda la sangre la tenía en el estomago haciendo la digestión, y no podía concentrarme. - Todos se reían.


"Barrilito" era nuestro amigo desde niños, era el gordo, pero él si era gordo de verdad, yo siempre dije que ya debíamos cambiarle el apodo y ponerle Barrilote, porque cada vez estaba más gordo. Sin decirnos nada un día se mudó del barrio y no supimos más de él. Su partida nos dejó muy tristes y sin un gordo en el grupo, porque por lo general cada pandilla debe tener un gordo y un flaco, también un bobo, un bruto y un intelectual, que casi siempre no es el jefe, pues el jefe es el vivo. Pedro era el malo, porque también debe haber un malo, pero él era malo de verdad. Mataba a los gatos para probar que ellos no tenían siete vidas, los lanzaba desde la casa de Luchín, y también quemaba a los camaleones vivos, para ver si era verdad que podían cambiar de colores.
Todos decían que yo era el bruto, pero yo no lo creía así, sólo que no me gustaba estudiar. Yo quería ser zapatero como decía Diomedes, pero mis padres afirmaban que no era una buena idea, que no era una buena profesión. Sin embargo Matilde vendía velas y así se ganaba la vida en el mercado y nadie le decía nada...entonces por qué yo no podía ser zapatero - me preguntaba,
A Pedro un día cualquiera lo encontraron sin vida en la posa, lo encontraron ahogado, cuentan que se lanzó borracho. Lo encontraron después de tres días de estar buscándolo cuando su cuerpo salio boyando. Desde ese día empezamos a pensar en la muerte, en la tristeza y todas esas cosas que no son buenas. Pasamos buenos tiempos con él, pero allí sin vida en ese ataúd parecía otro y su piel como de cartón no decía nada. Sé que en realidad ese no era él, ya él se había ido y nos había engañado como siempre.
Clara se enamoró del flaco y se casaron. El flaco lo único que hacía bien era jugar fútbol, eso lo sé, pero ella estaba loca por él. Todos le decían que no lo hiciera pero se fue con él y le parió dos pelaos. A veces la he visto sola por el mercado y muy cambiada. Yo no la saludo porque a ella nunca le caí bien y una vez le dijo al flaco "y que yo la había enamorado". Eso no fue cierto, aunque a mí si me gustaba. Era bonita y todo, pero yo jamás enamoraría a una novia de un amigo.
En la Guajira la otra vez mientras firmaba un contrato, me encontré con Carboncillo; a él solo se le veían los ojos y los dientes, pero era muy buena persona. Ahora está envejecido por su trabajo bajo el sol, aparenta más de los años que tiene. Compra mercancía en Venezuela y la trae a Maicao para revenderla. Me contó que muchas veces los policías en aduanas le han arrebatado todo, que es un riesgo contrabandear y cada día las cosas están peor, pero aún así ha educado con ese trabajo a dos hijas que están en la universidad. Le ha tocado criarlas solo ya que a su mujer la atropelló un Torcoroma y la indemnización aún está por llegar.
Lenín termino la secundaria y estudio inglés. Luego de interprete conoció a una americana que se lo llevó a Washington, donde entró a la universidad y estudió lenguas. La última vez que lo vi me contó que ya era americano y trabaja en una universidad como docente. Habla francés, inglés y hasta alemán. Lo cierto es que yo sabía que el era una pepa, siempre fue el más inteligente y por eso tenía que irle bien. Lo malo como me contó es que no han podido tener hijos, pero bueno, que se va a hacer, él sabe que la vida no es perfecta.
A mí María Paz nunca me hizo caso, yo si la amaba, y la amaba de verdad, pero ella no lo entendió. Ella es médico y vive en México. Se casó con un anastesiologo que luego la dejó por una practicante. Tampoco tuvo hijos. Yo me hubiese casado con ella mil veces, pero sus padres me creían poca cosa y como tenían dinero hablaban de clases sociales distintas. Quise tantas veces gritarles a la cara que estaban equivocados, pero no lo hice. Sé que es infeliz porque me lo dijo la última vez que chateamos. Dice que cómo quisiera que el tiempo volviera atrás para poder fijarse en mí como nunca lo hizo.
Toñito sigue viviendo con su mamá en la misma casa, y se sigue meciendo en la misma mecedora de antes. Sigue siendo un niño grande. Sus padres nunca quisieron enviarlo a una escuela especial. Cuando me ve siempre se ríe y recuerda cuando tirabamos piedras a la luna para que dejara de alumbrar. Me dice que me esperará en la noche para volver a hacerlo y habla y habla de los recuerdos de aquel grupo que fue parte de nuestras vidas. A veces al recordar al gordo y a Pedro se le salen las lágrimas. A mí también. Dice que aún no los olvida y que a veces en las noches se encuentra con todos nosotros y volvemos a ser felices, que en sus sueños siempre estamos igualitos...
La otra vez supe de Hector, ahora es gerente en Medellín de una gran empresa textil, que hace camisetas deportivas y distribuye a toda Colombia. Él no sabe nada y sabe todo, es una chispa y como es bien vivo se sale siempre con la suya. Nunca estudió nada de administración, y siempre está de gerente en grandes empresas. Siempre supe que era un adelantado en manejo de grupos, en los negocios y todo lo que fuera dirigir. Cuando era nuestro cabecilla siempre conseguíamos todo porque jamás se rendía. Sé que falsificó los diplomas para trabajar, pero ha salido adelante con sus artimañas.
Yo al final decidí estudiar y después me dediqué a contar historias como esta, y decidí escribir la historia de mis amigos y de nuestras tantas cosas. Ya no estamos juntos, pero los recuerdo a cada uno, a los que están y a los que se fueron. Escribo en una columna de un periódico nacional, y en varias revistas internacionales. Vivo en el extranjero, pero para poder nutrirme de ideas nuevas siempre debo regresar a aquella esquina, donde trato de encontrarlos y no los veo. Por eso escribo tanto, para formar personajes de ellos y de tantas cosas que no hicimos, por eso siempre vuelvo a mi esquina.
Esa que no era una esquina cualquiera, era mi esquina, nuestra esquina, la esquina donde nos reuníamos cada noche a pasar el tiempo. ¡Ahhhh, que tiempos aquellos!. Recuerdo que allí en esas calles nos dejó la inocencia arrebatada por los años.

martes, 23 de junio de 2015

BUENO ¿Y AHORA QUÉ?

Bueno, ¿y ahora qué??
Supongo que seguiré mirando tu estirpe divina como una torre, encumbrada en lo más alto de la elegancia, y sonríes como sinónimo de tu imponencia. Perfil de textura frágil como pétalos de rosa, así te concibo. Describirte es un arte donde solo utilizando las palabras más precisas podría matizar tu belleza.
Me sumo en un sueño donde me deleitas con suaves fragancias y melodías donde resurge la vida. Donde una canción que habla de amor prohibido " de Selena, renace y no castiga el sol entonces a los ojos que osan mirarte. Un sonido entonces extraviado en la noche me hizo recordar en la voz de la gran Rocio Durcal su canción "me gustas mucho". Ahh, pero como pasan los tiempos, ella también se fue con su talento y dolor en la voz y en tantos recuerdos que hizo suyos y hoy carecen de valor.

Majestuosa como la torre Eiffel, altiva como una estrella, esa eres tú, pero hay razones que me impiden enraizar en tus labios, porque me pierdo en la frialdad de unos ojos esclavos del tiempo. De cosas distintas que no descubro por más que insista en navegar en ellos. De cosas intocables como los sueños, como las nubes, como eso que sentimos y se nos va sin realizarlo.
Entre tú y yo hay tantas cosas simples como el viento, como el sabor del oro. No sé si eran de rubí tus prendas como el color de tus labios o lo soñé despierto, pero me gustó el contraste que formaban con tu piel. Fresca, indecisa, tal vez te imagine de esa forma sin ser cierto. En la punta de los dedos sentí tu calor y te marchaste.
Ir más lejos es imposible cuando hay límites impenetrables que se hacen grandes. Solo tú lo sabes, nadie más puede penetrar hasta donde tu quieres si no abres la puerta, esa puerta que puede ser un laberinto entre tú y yo...

LA LUZ DE LA FAROLA...

El olor de las tardes me recuerda a ti, a las almendras, a un colegio donde a veces regreso en mis noches para recoger las carcajadas que ahora me faltan.

Ahí empezó todo, todo lo que aún no termina, porque todos alguna vez somos huérfanos de algo. De amistades o amores imposibles. De sueños que nos dejaron sin concebirlos. Se nos quedaron grandes muchas veces las promesas y luego no cabían en nuestros bolsillos por eso tuvimos que dejarlas colgadas en alguna lado.


Sentarnos frente al mar y ver las olas ir y venir como nuestros pensamientos lo viví varias veces, pero no todos son de la costa ni tienen las posibilidades que algunos tuvimos; por eso allí sentado eche en mis ojos como al vacío muchos de tus recuerdos y preferí olvidar sonriendo, como quien bebe una copa para que crean que está celebrando. Así te fuiste diluyendo de la esfera de mis ojos para siempre, pero me doy cuenta que ese siempre regresa a mí sin limites de tiempo ni caducidad en la aurora.

Brisas tenues, calurosas de una tierra castigada más que por piratas y corsarios, por un sol embravecido que no mitiga sus ascuas. Cartagena, tierra legendaria marcada por limites sociales donde nacimos. Nada pasa, nada ocurre ajeno ni distinto a como ocurren las cosas hace más de cientos de años. Sólo tú faltas con tus risas y tus ojos y tantas cosas que de ti sobreviven, después de tu ausencia larga e inexorable que castiga.

Deambulan mis sentidos en órbitas distintas a donde te encuentras. Fuimos ajenos a tantas realidades y cuando jóvenes nos adueñamos de los sueños y creímos ser dueños de todo sin límites, pero sucumbimos a los años ancestrales que no perecen aun pereciendo y castigan nuestra piel con las líneas del tiempo clavadas en nuestros rostros y desgastando nuestros ojos.

Amarrilla y muy tenue es ahora la luz de la farola donde te besé, parece intacta pero no lo es, y siento frío, porque con las noches llegan a mi lecho poco a poco tus recuerdos y me hablan de calles que no pisé y sueños que no cumplí y poco a poco me voy sumergiendo en ellos para encontrar en la memoria aquellas risas que olvidé...


miércoles, 2 de julio de 2014

LLEVO MIL PASOS PERDIDOS SIN TI...

Llevo mil pasos perdidos sin ti
mi tiempo es la aurora
entre escalofríos...
¿Dónde se fue?
hoy todo es de cristal
siento que mi rumbo
es más hondo que el mar.

El silencio se hace grande
...no encuentro mis pasos
porque se perdieron con la luna gris.
Hoy en mi habitación
no se escuchan ruidos
y buscando tus recuerdos
me encuentro más perdido...

Eramos un cielo
bordado de estrellas
Una sola noche contigo era bella.
Llevo mil pasos perdidos sin ti
y guardo en mi memoria
lo que ayer viví...

También hay adioses
que me hicieron daño
como aquellos labios
a los que hoy extraño.
Pues no superé aquellas partidas
ni aquellos ojos que eran mi vida...

Mis calles son opacas y oscuras
muy largas y angostas
así es hoy mi mundo.
Se hacen tan frías con el tiempo
las horas que pasan
extraño mi esquina
...y no veo a mis amigos...

sábado, 9 de noviembre de 2013

LAS OLAS SIEMPRE VUELVEN

Bueno...al fin tuve tiempo para escribirte.

Las olas siempre vuelven aunque regresen disfrazadas de otras olas...

Cuanta verdad esconde esta frase. Empecemos por el principio para que todo sea más facil.

La mayoria de veces esperamos que todo sea justo. Pero quién mide la verdad? el deber ser de las cosas? la equidad?

Todos en algun momento del camino esperamos algo más de alguien...allí esta el problema. En esperar eso, porque creemos que todos son como nosotros, piensan como nosotros y actuan como nosotros. Pero eso la mayoria de veces no es así.

Es esa apariencia subjetiva la que nos arrastra a esperar, a creer...y a sentirnos defraudados y mas si después ese ser no colma nuestras expectativas.

A lo mejor dimos demás. ..si, más de lo que nos pidieron por creer que esa persona lo merecía y quedamos solos en el sendero cuando sin a penas dar explicaciones desapareció como si nada.

Algo claro si tengo...quien pide mucho da poco. Lo se por experiencia, no es ninguna máxima. Es la propia vida la que forma las historias.

Pero esas personas suelen olvidar con el tiempo sus actos, y para algunos el momento de la venganza es dulce y suelen esperarlo sin desespero.

Quienes olvidan al final regresan como si aun lo merecieran todo, y después de andar escondidos por largo tiempo sin dar la cara. El tiempo les va marcando con su daga los pasos desviados de su vida y jamás vuelven a mirar a los ojos.

Nada vuelve. Ya no hay tiempo para recomponer las cosas. Seguir escondiéndose no basta...todo es efimero. La angustia los consume porque un dia se dan cuenta que ya no hay más mentiras que decir.

Es el momento de darse cuenta que hay que volver...y alguien espera sonriendo. Alguien que sabia que un dia lejano o no volveriamos. No hay tiempo para explicaciones. ..es tarde ya. Hemos agotado nuestras municiones, todo esta consumado.

...hemos vuelto...

Parece que no somos los mismos de entonces...otra apariencia y gestos nos acompañan, pero somos los mismos y sin darnos cuenta hemos vuelto a ese lugar donde un día faltaron nuestras explicaciones y nuestros actos no fueron los mas correctos...

No valoramos a quien en su momento si nos valoró o nos tendió la mano. Y ahora es cuando empezamos a recorrer el camino que no recorrimos y debimos recorrer. El sabor es agrio...nada consuela ya.

Ser sinceros hubiese sido mejor que aprovecharnos de las circunstancias. Las circunstancias muchas veces cambian a los seres. Y los seres en realidad somos los que estamos preparados para afrontar cualquier circunstancia sin cambiar nosotros.

Ambos sabemos que mañana volverás y yo estaré aquí como siempre. Alguien me pregunta que cómo sé que volverás y yo le respondo "porque las olas siempre vuelven aunque regresen disfrazadas de otras olas..."

domingo, 31 de marzo de 2013

Tú y Yo......

"Para ti y tus ojos bellos".

El tiempo...los sueños...la vida...
Tú y Yo...
lejanos y cerca como siempre.
Un mundo cuestionable
lleno de dudas
de nombres...de ilusiones lejanas
...de lo que hoy queremos

Mis labios...mis ojos...mil frases
que hablan de ti
mientras te pienso mujer.
Galopan mis palabras al viento
buscando tus miradas
en este horizonte
que se hace grande y eterno

Tus risas...tu cuerpo...tu aliento...
Tú...
que fuiste mía sin serlo
me quemas el alma con tu silencio
...y aún así
sigo siendo tuyo
después de tanto tiempo...

El Color de la Esperanza......


Allá a lo lejos estás, pero no podré llegara ti si antes no te encuentras contigo misma. Visualizo tu silueta
cargada de tantas cosas que me gustan pero no es un buen día para llegar a tu puerto. 

Me he acostumbrado a viajar y a saber intuir y distinguir las ocasiones que me convienen, esta es una, pero no es bueno aprovecharme de las circunstancias que ahora te envuelven. 

Me gustas y lo sabes bien, pero con solo eso no se puede vivir ni construir sueños que se vuelvan realidades. Muy pocas veces te tendré tan cerca y tan posible...aún así prefiero ser honesto y dejar que las cosas caigan por su propio peso, al final de cuentas la balanza siempre acaba oscilando en la medida de su peso y se inclina cuando menos lo piensas si no sopesas bien...

Estar cerca y lejos confunde más de la cuenta en momentos difíciles y más si las dudas reinan en nuestro entorno. Hay veces que es mejor que las aguas retornen a su punto y las cosas se vean más claras. Así se estará seguro realmente de lo que en verdad se quiere y si también nos quieren en realidad.

Allá a lo lejos estás, pero no podré llegar a ti si antes no descubres que es lo que te falta...mis labios te esperan sedientos para entregarte el mar de ilusiones que me sobran y para ayudarte a encontrarte esa otra parte de ti que ha quedado en el camino. Te puedo acompañar a reencontrarte contigo misma, pero sólo tú sabrás lo que realmente quieres. 

Cuando pasen las presiones y tus ojos recobren el color de la esperanza...y tus labios sean completamente libres, allí estaré yo como siempre para recorrer contigo esa parte del camino que nos falta y con un beso entregarte mis mejores años......

Sólo Debes Cambiar el Prisma......


El sufrimiento es muchas veces lo que nos muestra el camino de esa necesidad de cambio que le falta a nuestra vida. La contradicción es la inversión del crecimiento en nuestro ser. Hay que tratar de romper esas contradicciones cambiando la dirección de nuestros pasos o empezando a caminar de nuevo si te has apagado.

En las contradicciones no hay puntos de salida, es un laberinto donde tu solo das vueltas...en las dificultades se pueden saltar las barreras. Es una diferencia amplia que sabrás distinguir si decides de nuevo dar pasos en firme.

Cuando los fracasos pasados cierran nuestro futuro, nos sentimos frustrados porque es esa situación en que vemos el futuro que estamos por vivir como una cierta repetición de nuestras vidas sin cambios de algo que queremos.

No importa ya por qué motivos te encuentras en esa situación, lo que de veras necesitas es saber como salir de ella, como organizar tu realidad que se ha ido alejando de lo que quieres. hay que buscar ese algo que cambio tu rumbo y te creó esas contradicciones y vacíos internos. Esos actos cotidianos de tu vida quizás también son culpables en cierto modo de tu desconformismo con lo que estás viviendo, por vivirlos sin el sabor que necesitan las personas para degustar de los pasos que dan.

Es en estos momentos cuando debes evitar tomar decisiones por ver las cosas desde una esfera irreal avalada por la situación en que te encuentras. Cuando la situación de tu vida es defectuosa por estar en momentos bajos, y tus decisiones no proyectan solidez. 

No puedes entonces desmontar toda tu vida para empezar de nuevo, pues todo lo que has vivido no es fatal. Es por eso necesario que abandones en estos instantes todas esas ideas drásticas que terminarán por ocultar más tu sol. Ya que tus males se podrían multiplicar por ir apoyadas esas decisiones en falsas bases.

Las vidas nuevas no se basan en la destrucción de lo destructible, sino en reconocimientos de los fallos anteriores para construir entonces cosas duraderas. Para comenzar a multiplicar nuestras correcciones de manera que se compensen entonces nuestros momentos satisfactorios en la vida.

Tu fuerza interior debe crecer entonces favorablemente y empezarás a ver las situaciones con otra óptica. Serás una persona más clara en tus apreciaciones y ya no estarás cegada ni en guerra contigo misma. Deberás reconciliarte con Dios porque la vida misma y la ignorancia son lo que nos alejan más de él.

Si no aclaras tu pasado no podrás construir ese futuro que deseas, y eso depende de tu realidad. Del presente que estás viviendo y te genera tantas dudas. muchas veces el vaso no está tan lleno, solo que estamos dentro y creemos que lo está. Hay que darnos otras oportunidades en la vida pero en ocasiones no todas serían mejores que lo que hoy estamos viviendo, por eso hay que mirar y tomar decisiones sin prisas. Para que más adelante no se aprisiones tu corazón y tu conciencia no te exija explicaciones.

Recuerda que este es un mundo donde no solo juegas tú, pero todas estas sugerencias tendrán sentido y valor sólo si no cambias de dirección por cambiar. Si estás dispuesto a crear un mundo nuevo en tu interior donde entiendas que la vida nunca ha sido fácil ni lo será, que no debes desprenderte y vivir en soledad, no hay nada más triste que un alma sola que se sienta incomprendida.

Nada es totalmente negro ni totalmente blanco, y recuerda que solo debes cambiar el prisma para ver las cosas como son en realidad, no como tu quieres que sean. Hay quienes te adoran y te esperan con los brazos abiertos tal como eres, pero mientras, tú te escondes por esperar ese mañana que quizás no llegue. Recuerda ahora que sólo hay una persona capaz de cambiar las cosas que no te agradan de tu vida sin cambiar tu vida...y esa eres tú......nadie más......

Eso Me Duele......Me Duele Más de la Cuenta


Hoy llegó un amor a mí, pero ese amor no es el tuyo, es otro amor distinto, pensé que al llegar volvería a sentir en mis labios la frescura de unos besos como los tuyos, pero esos no son tus besos, ni tus labios, tampoco sus ojos son los tuyos, ni los mismos que me miraron ayer alejarme, esperando regresar a ese lugar donde nunca regresé…eso sí, ella se parece a ti, más que otros amores que llegaron también a mi vida en tu ausencia, pero no eres tú, y eso me duele…me duele más de la cuenta, y me trae tu aroma de otros tiempos, y melancolía y un silencio largo que pregunta por lo que queríamos que fuera nuestra historia.

Este amor es un amor alegre, y joven como eras tú al principio, es un amor fresco igual que el tus cabelleras, y me hace sentir bien, sus caricias me hacen olvidar que un día te tuve, y fuimos también felices, me hace sentir como me sentía contigo, pero ella no eres tú, y eso me duele…me duele más de lo que jamás pensarías...me duele más de la cuenta...

Ella sabe de ti, un día le hablé y le conté como fue lo nuestro, pero eso fue antes que ella fuera lo que hoy es para mí, y ya jamás hemos vuelto a hablar de ti, pero ella sabe que muchas veces al mirarla no pienso en ella sino en ti, pero no me dice nada, se queda callada, muda como quedabas tu cuando te enfadabas conmigo. Muchas veces se marcha en silencio sin decir palabras, y entonces yo también me pierdo en ese silencio que me quedó cuando te dejé de ver, y eso me duele…me duele más de la cuenta.

Camino sobre hojas secas y las piso, escucho su sonido crujiente cuando se deshacen al pisarlas. Empieza a llover, y esas gotas son muy frías, me escondo en un rincón, el mismo en el que una vez nos escondimos justo antes de terminar, cuando ya las horas llevaban sentido regresivo y nuestro amor se desvanecía sin poder parar. Debajo de aquel árbol sentí tu voz y te busqué, pero como siempre, no te encontré.

Dejaron de caer las gotas de lluvia y salí caminando a paso lento, llegué al lugar donde te conocí, y vi tu silueta, no sabes cómo me alegré, estabas de espalda, y sentí tanta alegría por volver a verte, me acerqué y te giraste asustada, ¡¡¡que sorpresa me lleve!!!, no eras tú, era ella, si ella, mi nuevo amor, el que se parece a ti, el que me hace recordarte, y recordar tus cosas, y tus risas…al verla miré dos lagrimas rodar por sus mejillas, y no tuve ni el valor de secarlas…si te digo la verdad…eso me duele...me duele más de la cuenta…

Espejismos de Otros Tiempos (Breve historia de mi vida)


Espejismos de otros tiempos son reflejos en mis ojos. Días y años ya idos son como ráfagas de viento sin regreso marcados como dardos en mi piel.

Sueños profanos como brisas tenues reaparecen acariciando como ayer estos recuerdos ¡Oh! risas ingenuas, frágiles y espontáneas de lejanas primaveras ¿Por qué se alejaron de mí?

Sol brillante tierra fresca y húmeda de tantos días prescritos donde fui feliz Calles polvorientas en mi memoria rastros de quien fui ayer de quien creció sin darse cuenta sumergido en tantas dudas.

¿Dónde están? Los busco y no los encuentro si no en sueños se marcharon con sus almas sin preaviso me dejaron indefenso y con sueños inconclusos empujado a madurar entre su ausencia.

Aún la veo vestida de marrón y ojos cansados y a él con escarchas de plata en sus cabellos guardando sus mejores prendas para un día que nunca llegó.

La noche de hoy es más fría y me siento solo La tristeza a veces no es buena si sientes frío y más si se te suman las ganas de llorar si no ves pasar las horas en el tiempo y escuchas paso a paso el sigiloso sonido del silencio.

Y tú allá tan lejana callada, muda como una estatua Impávida mujer de mis amores ya no recuerdo el día en que callaste para mí en que mis errores te alejaron de mis labios para siempre.

Los amigos verdaderos son pocos y más aún cuando vas descubriendo sin querer el sabor que causa la deslealtad. Duele ser herido y aún así en la distancia y recovecos de mis conjeturas busco aliviar mis penas.

La verdad se ve mejor si no se indaga llega sola. Los miro a lo lejos levemente ajeno a lo que fueron ayer para mis ojos
Para mi vida. Los desmarco de mi historia poco a poco para tratar quizás empezar de nuevo.

Otro ángulo, otra persona...la observo con gesto apagado y mirada frágil ¡Pero es bella! Son vidas que se repiten el ciclo de los sueños rotos en cadena un eslabón perdido en cualquier parte ¡Es buena! Generosa y noble sé que muy pronto verá el sol y los colores del arco iris la harán vibrar ¡Ya le toca! Y no éste eclipse que la acorrala vorazmente.

Retoños árboles que crecen sin darnos cuenta que nos desplazan Con sus ojitos brillantes forjan senderos no son nuestros vienen a través de nosotros para quedarse para ser cada día más ellos Nuestras sonrisas florecen mientras se alargan nuestras arrugas son más jóvenes mientras somos más viejos se van quedando con lo que somos o con lo que alguna vez fuimos o quisimos sembrar en ellos.

Allá los veo jugando conmigo en mis recuerdos ¡Los quiero tanto! Inseparables como mis días.

Él,
tan noble como siempre carga mi historia en su historia en sus ojos, en su memoria que recuerda muchas más cosas que yo.

Ellas tan distintas la una de la otra con sus dos formas de ser son el complemento de mi niñez de mi vida de quien fui, y de quien soy y de esos años placenteros de mi infancia.

La conocí joven no llegaba a la adolescencia y ya estaba sola los padres hacen falta calientan mucho los besos de buenas noches y dan seguridad Yo sentí los besos de mamá ¿Y a ti quién te los dio? Todos sufrimos cosas de distintas formas pero no todos se quejan tan poco...Me gustaste entonces 
El camino es más fácil si somos dos.

Camino con pasos suaves El mar me gusta y también vestirme de blanco Pisar sobre la arena de la playa es relajante me hace sentir distinto más fuerte pero no como quienes no saben amar. No todos los que aman son buenos ni malos simplemente son así aman a su manera como les toca.

Él, seguro si nos quiso pero tal vez de otra forma porque hay distintas formas de querer como de ir muriendo eso un día lo escribí lo recuerdo bien a lo mejor él no es malo ni bueno simplemente que vivió a su manera lo de nosotros lo que le tocó vivir sin reflexionar y sin mirar atrás sin ser distinto a los demás tan solo andando y forjando a duras penas el sendero de su vida.

Y tú ―allá tan callada pareces muralla esclava de amor y yo un galeón perdido y turbado en aguas sin sol‖ ¡Ah! Esos versos también lo escribí una tarde de hace muchos años en tus ojos cuando aún eras mi sol y alumbrabas en mi vida cuando eras la sirena de mis mares y en tus ojos brillaba yo.

A veces me pregunto ¿por qué recuerdo tanto? Pero los recuerdos me fluyen solos vienen y punto sin buscarlos están allí cuando menos los espero. Me llegan algunas veces recuerdos que creí olvidados como el silencio que me dejaron tus miradas intrépidas o la silueta de un amor en la distancia que se cansó de esperar mis besos...

Como Cada Miércoles

"Como cada miércoles hablaré de nosotros y de lo que se nos va entre los sueños…..."

Te contaré lo que soñé contigo. Era una tarde tan bella como tú y en que yo era más joven que ahora. Una tarde en que el tiempo había detenido sus horas en mis diecisiete años. Yo iba a jugar como cada sábado y por no sé qué cosas de los sueños tú también tenías más o menos esa misma edad de cuando te conocí.

Coincidir en edades me gustó, cosa que en la realidad es impensable. Por eso hay una parte de los sueños que siempre me ha gustado. Esa en que pueden suceder cosas que en la vida real no podrían ocurrir jamás.

Visualicé a todos mis amigos de entonces, de esa época tan maravillosa de mi vida, los veía alegres, inclusive, vi a algunos que ya no están con nosotros. Subimos a un colectivo que nos llevó a una casa donde estabas tú. Vestida de blanco te acercaste a mí, con una trenza dorada y tus ojitos de esmeralda arrancándome la vida. Me abrazaste apenas me viste y me robaste un beso que se llevaba mi alma.
Subimos al colectivo y de pronto el sueño se fue disipando como se disipan todos los sueños…

Antes de aquella noche tuve otro sueño contigo, del cual no recuerdo nada en absoluto, sólo que aparecías en el, pero es de esos sueños en que sabes con quien sueñas pero del qué todo se ha desvanecido al despertar.

Hace más o menos una semana volví a soñar con quien se adueña de mis noches, con quien me roba los sueños…esos que no recuerdo y que seguro tú sabes dónde están y que sucede en ellos…este último fue muy bonito. En el caminábamos agarrados de las manos en la playa. Íbamos muy felices con plena libertad, sin temores y riendo como truenos, pero felices en todo caso. Yo vestía un pantalón y camisa blanca semi-abierta hasta el pecho y el pantalón remangado debajo de las rodillas. Nos acompañaba una tarde con suaves brisas y a lo lejos se divisaba el firmamento que nos daba la tranquilidad que necesitan los enamorados para seguir viviendo de forma idílica de sus ilusiones. 

Veíamos las olas que iban y venían como esas brisas que nos acariciaban el rostro suavemente. Me mirabas y me mirabas, y me decías que no me alejara jamás de ti, que ya no me querías volver a tener lejos de tu vida. Y aquella tarde mientras nos mirábamos en silencio el sueño nuevamente me dijo adiós.

No me gustaría soñar alguna vez ese sueño en que se pierde a quien se ama, ya sé lo que se siente en carne propia, y no fue un sueño…por eso me gusta perderme en mis sueños contigo, porque en ellos te encuentro aunque no estés y te abrazo y te beso, y sin tenerte te tengo y somos felices como nunca lo fuimos…

No sé si al final podré tenerte conmigo en la realidad de mi vida, no sé nada del destino ni esas cosas que pasarán, a lo que se le llama futuro, solo sé que lo que hoy tenemos es otra oportunidad de amarnos como no lo hicimos aquella tarde. Otra oportunidad de hacer las cosas a nuestra manera desde otra etapa de nuestras vidas, más complicadas que antes y corriendo los riesgos que antes no corrimos por tantas cosas, para amarnos con todas nuestras fuerzas y de todas las maneras posibles…

La Vida Aún Es Bella......


Dos lágrimas colgaban de sus ojos de oliva 
mientras Cupido se alejaba
dejando las huellas del olvido en sus entrañas
y en esos labios frescos y desiertos de besos
moría el amor

Otros senderos y el mismo vacío hondo
cicatrizando indeleblemente su alma
despojando a paso lento como las horas
las sombras diáfanas
que apagan como brisas los sueños

Nadie es perfecto ¡Quién lo creyera!
la niña de los rizos de oro llorando otra vez
arden los trigales de sus ojos
y no hay jazmines frescos que la apacigüen
los caminos se bifurcan
creando un mar de confusiones

A lo lejos la esperanza es fría
más que de costumbre
cerca somos estatuas
inmóviles e impávidas de soledad
como duele no ser queridos como ayer
olvidados en el sendero
en que fuimos un día amados

No llores no bañes tu rostro de nostalgia
se difuminan los recuerdos
la vida no es justa te dices
antes pensabas que lo era
cargas más dolores que alegrías en tus pasos
esas lagrimas no te dejan descubrir
que la vida aún es bella...

viernes, 22 de marzo de 2013

Hay Días en Que te Haces Muchas Preguntas


Hay días en que te haces muchas preguntas en tu vida, por ejemplo como qué hubiese pasado si hubieras hecho aquello que tanto soñaste y no hiciste, o sino hubieras escogido aquel camino que tomaste ayer qué fuese hoy de tu vida. Hipotéticamente son solo preguntas sin respuestas objetivas en este mundo donde se debe vivir de realidades. Los sofismas no sirven.
Qué hemos hecho algunas veces para merecer lo que hoy vivimos. Algunas cosas las merecemos, otras no, pero es lo que nos toca aunque no lo comprendamos. Muchas son más que las que nos hubiésemos ganado por nuestros actos…pero otras menos.

Me miro sentado en una esquina que era mi casa de antaño, dónde vivía cuando era distinto al de hoy, cuando tenía sueños distintos a los que ahora tengo y creía que todo lo podía conseguir porque lo imposible no existía, y si existía no podía ser imposible para mí.

No soy aquel que imaginé ser…no tengo la culpa de ser este ser más imperfecto del que hubiera creído jamás. La mayoría de las cosas se me van de las manos por mí mismo. Puedo aconsejar a mil personas y para mí no valen mis consejos ni deducciones que se pierden en divergencias internas de mi mente.

En esa esquina perdí grandes sueños de mi vida, se quedaron esperándome para siempre porque ya no regresaré allí. Ya no es mi casa…esa casa que tanto amé, donde crecí y vivieron mis abuelos. Donde murieron también ellos y tantas ilusiones que fueron mías alguna vez.

Dicen que esas calles ya no son iguales y es verdad. La última vez que caminé por ellas no huelen a almendras, ni a humedad. El olor a tierra mojada me gustaba, pero como tantas cosas buenas ya se fue. Ahora otras lluvias le darán nuevos olores y otros caminarán por ella como lo hice ayer.

Extraño aquella escalera de caracol y quien fui en esos días. Los salones repletos de alumnos mientras me esmeraba en que fueran mejores personas me traen buenos recuerdos, como tantas otras imágenes que hoy me llegan borrosas cuando los ojos se me cargan de lágrimas por tantas situaciones que a veces no puedo describir porque no me salen las palabras. Se me escabullen los sentimientos contrariados en distintas direcciones cuando me busco y no me encuentro.

En esa esquina se quedó mi verdadera vida, esta es otra prestada que jamás ha sido mía. Quién puede medir mis acciones sin que me sienta culpable de tantos comportamientos absurdos. He tratado de ser buen hijo. Voy perdiendo la batalla de la enseñanza de mis hijos y me voy quedando solo en el camino. Mañana no habré cumplido la tarea que me encomendaron para guiarlos y siento que se me escapan como raíces.

Tocar el cielo con la punta de los dedos lo he hecho muchas veces. Pero no es verdad. Es como creer agarrar las estrellas sin ser agarrarlas. He pedido deseos a estrellas fugaces tantas veces y no se me ha cumplido ninguno. Los dramas de la vida dicen que son los que nos hacen fuertes, pero aún así nunca he superado mi debilidad. ¿Por qué ya no eres igual que ayer, por qué tu carácter ha cambiado tanto, dónde dejaste lo que ayer me gustaba de ti? Yo sé que no soy el mismo, quizás sea culpa mía, y por eso no te entienda muchas veces. A lo mejor nunca fuimos lo que creímos ser o lo que quisimos. Tal vez hoy seamos lo que estamos predestinados a ser en realidad. Un recuerdo.

Hoy no estoy en esa esquina que tanto me gustaba y en la que me sentaba con mis amigos a hablar de cosas que queríamos. Estoy en el sofá de mi casa…solo…conmigo mismo. Entrando en mi mente para tratar de averiguar más de mí, de aquello que no sé o sé de algún modo distinto al que debería saber. 

Hay días en que te haces muchas preguntas. Hoy es un día de esos. En que me cuestiono en que más he fallado. Ya son tantas en las que he abierto grietas que quizás me he acostumbrado a ser de hielo en apariencias. El hombre fuerte que por dentro se derrumba a solas. En caída libre se piensa menos. Te pones una coraza y sigues aparentando lo que no es. Casi todos viven así, qué más da uno más.

Noto una leve sensación que me hace recordar que he vivido más y menos de la cuenta situaciones que he querido. Que no he estado preparado muchas veces. Que amé a mi manera a muchas personas que esperaron más de mí. Es otra de las tantas imperfecciones de mi vida…amar a mí manera.

Pero hoy aquí sentado en mi sofá, la brújula de la vida me está marcando el norte y yo voy al sur. Tal vez si decido tomar ese camino del cual me estoy alejando, logre algún día encontrar en realidad a ese que dejé un día en aquella esquina esperando por mí…ojalá mañana si regreso no sea tarde para eso…

lunes, 18 de marzo de 2013

Tú Vales la Pena......


......Siempre habrá un día en que el sol alumbre más que esos días en que ves todo oscuro...no hay que desfallecer, la perseverancia y la fe te darán la paciencia para que puedas ver que nada es totalmente blanco ni totalmente negro, y tú le puedes dar las tonalidades que quieras a tu mundo...a tu vida...nadie más. 

Respeta las normas, pero sin que ellas condicionen tu existencia ni las cosas que te puedan hacer feliz, sigue senderos, pero no pierdas nunca la opción de decidir si quieres seguir o devolverte...muchas veces llegar a ese lugar al que crees te dará más oportunidades no suele ser real, y no llegar sería lo mejor para tu vida. 


Valora los consejos prudentemente y no dejes de amar jamás, son las alas de la vida y sólo tienes una. Evita seguir una senda por obligación, al final ese sendero se cerrará solo ante tus ojos y todo tu tiempo lo habrás perdido.


No juzgues a nadie ni a ti mismo, no vale la pena ser dioses terrenales, ya habrá un día en que sabrás que no lo eres y Dios te castigará por eso, ÉL no está en las iglesias ni en las biblias, es algo más puro y perfecto, sólo la oración te lleva a Él, nada más...vive la vida que te toca vivir...con eso bastará...


Somos imperfectos, llenos de contradicciones y dudas constantes, eso es ser humanos. Las apariencias engañan más que las lenguas, no creas en ellas...no vale la pena querer ser quienes no somos, al final las cosas siempre se ven claras. No somos peores ni mejores que nadie, la vida te lo mostrará...


No pierdas nunca la oportunidad de intentar ser feliz, son sólo instantes, pero valen la pena. Son más las cosas buenas que malas en la vida, pero las malas opacan como las tinieblas los corazones. ¿De qué sirve vivir de apariencias si no amas? ¿Es cuestión de conciencia o de resignación? sólo tú lo sabes.


Siempre habrá alguien a quien le importes más de lo que crees que le importas...porque tú vales la pena!!!

Después de tú Última Esperanza......

......Muchas veces las palabras se van quedando rezagadas al tratar de expresar aquello que sentimos...no es sencillo hacer fácil lo que no lo es......hay premisas que confunden nuestro silogismo...y todo se vuelve antagónico...se ve venir a lo lejos la antítesis de lo que queremos y un mar de dudas trasnocha nuestros ojos...sólo una leve esperanza aparece en el firmamento dilucidando con pequeños matices lo que a lo mejor vendrá. El mañana quizás podrá arrebatarnos más de los que nos ha dado la vida o tal vez devolvernos aquello que siempre fue nuestro!!!

Sería maravilloso entonces volver a ser jóvenes así sea en sueños para gozar sin frenos de aquel momento en que paramos en seco...dando ventajas a otros para que se llevaran nuestras ilusiones y nos dejaran vacíos  Para encontrar ese punto de inflexión en que perdimos la partida...parar todo y volver a esa misma circunstancia...a ese momento crucial que marcó nuestras vidas para siempre y tomar entonces el camino correcto. 


¿Pero quién sabe cual es el camino correcto cuando apenas empieza a recorrer trayectos? es algo utópico pensar eso...Sería maravilloso ser niños nuevamente y arrancarle los colores al arco iris como hacía yo, y meterlos en un baúl sin fondo donde se empezarían a cumplir mis sueños..."los sueños sueños son" ya lo decía Calderón, pero tal vez haya algunos que tengan la posibilidad de cumplirse, porque hoy al despertar abrí mi baúl sin fondo y entre unos lazos dorados y verdes, hallé una frase que decía "aún después de tú última esperanza hay una esperanza más...y esa soy yo... búscame...que siempre he estado aquí...

No Vengas si Debes Irte......

Me gustabas más de la cuenta en que debía gustarme ese alguien a quien los dos sabíamos que no debía amar. ¿Me pregunto por qué y por qué también a ti te ocurría lo mismo?

¿Somos culpables de sentir esto o victimas de un sentimiento? ¿Cómo evitar sentir lo que se siente y hacer lo que se hace por ello?

He decidido recordarte como eras ayer porque así es como quiero recordarte hoy. ¿Y por qué recordarte así? Porque así te dejé de ver y así me llegan tus recuerdos…tus miradas de ángel…tus palabras sueltas…y todos tus gestos…y también tú aroma guardado y añejo que no muere por más que claudiquen los años.

Hay secuelas que son imborrables como aquel silencio de tus labios esquivos. No quiero ser el refugio de tus soledades ni convertirme en un recuerdo prescrito. Los refugios son descubiertos y lo prescrito no tiene valor.



Las llanuras de tu olvido se ven lejanas…sin fronteras…sin huellas. Muéstrame el camino para regresar y no volver a sufrir de ausencia.

No te encontré en ningún lado ¿Dónde buscarte, dónde encontrarte? Si estabas en todas partes y ninguna eras tú. Te difuminabas en aquellos días ante mis ojos como algo etéreo y algo así no se puede concebir.

Alimentar un imposible hace daño como el desamor castiga a un corazón herido.

¿Por qué jamás volviste para calmar mis tormentos? ¿Por qué el vació fue lo único que dejaste en mí? Sabías que te adoraba y te hundiste entre mi pecho…y te alejaste como si nada y me dolió…sí, me dolió…ya ves…como duele perder a quien nos hace feliz y sentir cosas distintas...y se marcha dejándonos en el camino apartados a la nada.

¿Pero a quién reclamo por cómo fuimos? Sólo una ilusión…un deseo. ¿Por qué no me mandaste una señal? Yo la esperaba. Jamás me insinuaste siquiera el camino que me llevara de nuevo a ti. Yo te brindé mis pasos...

Reprocho tantas cosas y de nada sirve. Tú no eres culpable como tampoco lo fui yo. ¿A quién culpar ahora y a que aferrarnos si mis labios te anhelan y tú corazón pregunta por mi?

Lo que duele tanto es el olvido y sin embargo no te olvidé…puedes darte por satisfecha entonces, porque encontrar tu silueta en todas partes se convirtió en mi vivir, hasta que una noche mirando la luna frente a las estrellas, le pregunté a mi corazón si en verdad te había amado o habías sido sólo un recuerdo…pero mi corazón calló…

Hoy abrí un libro de poemas…y te recordé como siempre, pero hubo algo que me impactó y fue una frase que dice:

“…no vengas si debes irte…tal vez sea mejor para los dos…”

Que tal te ha parecido este escrito

Buscar este blog

Cargando...